ANA + JUAN

Ana y Juan. Septiembre 2017. Un precioso cortijo entre dos pequeños pueblos llenos de encanto rural en Albacete.

_MG_6887.jpg

Esta semana ha llegado a los quioscos el nuevo número de la revista Novias, y en ella podéis ver un resumen de esta preciosa boda que nos llevó sobre ruedas, carretera tras carretera, hasta Liétor y sus alrededores. "Lo llaman la Toscana española" nos decía Ana al vernos hacer fotos sin parar. Nosotras, que vivimos entre valles, montañas y mucho verde, nos volvemos un poco locas con los paisajes del sur, tan abiertos y luminosos y diferentes. Así que no hemos podido evitar querer mostraros un poquito más en este post.

Ana nos encontró a través de las redes y también a través de una novia que ya habéis podido ver por aquí. Nos contactó entusiasmadísima, explicándonos todas las ideas que tenía para su vestido (su libro de bocetos, sus referencias), para la decoración, para la ceremonia. "¡Lo queremos todo!", bromeaban entre risas al teléfono. Y ya sabéis: la energía es contagiosa, y la suya nos arrastró desde la primera conversación hasta los últimos minutos del baile de su boda. Una boda que fue preciosa, celebrada en el bonito Cortijo Trifillas, rodeados de amigos pero tal vez, sobre todo, de familiares. Parece que septiembre fue hace tres décadas, pero recuerdo aún cómo ambos nos emocionaron hablando de su familia y de su tierra; cómo sonreían cuando contaban a sus invitados que se conocieron lejos de sus pueblos, y cómo el amor por sus madres fuera lo primero en unirles. Cómo se rodeaban de su familia y abrazaban a sus amigos, felices de verdad, felices de principio a fin durante todo el día. Cómo lo dieron todo en el baile y se despidieron de nosotros de la misma forma en que nos dieron la bienvenida: con un abrazo y una sonrisa :) 

Es difícil resumir una boda que contuvo tantos momentos, así que vamos a dejar paso a las imágenes <3

Fotografía de boda: Días de Vino y Rosas // Video de boda: Pascual Molins // Papelería: El estudio de Manuela // Pamela: Masario // Vestido: Diseñado por Ana y confeccionado por Antelia Costura // Sandalias: Chloe // Decoración floral: Flor de Lis Albacete // Música: Villaescusa // Grupo para la fiesta: Stolen // Catering: Restaurante Frontera // Celebración: Cortijo Trifillas

LA REVIEW 2017

Luces en las calles, paradas técnicas para brindar con cava en cada bar de la ciudad, turrón de Suchard y polvorones. Compras de última hora y especulaciones sobre qué harías si este año te tocara a ti el gordo de la lotería, uvas, langostinos y cambiar por unos días el vino por el Champagne. Somos animales de costumbres y, no os lo vamos a negar, toda la parafernalia navideña NOS ENCANTA.

Y en DDVYR no hay una tradición que nos guste más que lo que desde ahora se conocerá como LA REVIEW (en honor a La Vida Moderna, ese gran podcast que alegra nuestras tardes de edición) . 

Durante días revisamos y recopilamos pedacitos de todas y cada una de las experiencias que el año que termina nos ha regalado. De cara a la galería lo hacemos para dar las gracias a todos los que habéis formado parte de la familia DDVYR durante estos doce meses, a todas esas personas que han confiado en nosotras, en nuestro trabajo y en nuestra ilusión, a todos los que nos acogéis en vuestras casas y nos hacéis formar parte de vuestras familias. En definitiva a todos los que hacéis que DDVYR siga existiendo.

Pero no queremos engañaros: porque también hay un ligero atisbo de egoísmo en La Review. Es nuestra pequeña manera de dejar de correr durante un momento, tomar aire y analizar con lupa todas las cosas que nos han ocurrido en los últimos 365 días. Recopilar todas estas imágenes y rememorar todo lo que hemos vivido hace que nos sintamos orgullosas y con mucha suerte al mismo tiempo, porque no hay satisfacción mayor que poder vivir de algo que te apasiona.

Y aquí, delante de nuestras pantallas y con los deberes de edición hechos, empezamos a recordar que durante este año no hemos parado de viajar, tanto que había días que ver el felpudo de la entrada de casa hacía que una pequeña lagrima resbalara por nuestras mejillas. No hemos parado de conocer gente que ha contado con nosotras, no sólo para sus bodas y sus momentos especiales, sino para sus eventos, sus revistas, sus marcas...

Hemos vuelto a publicar en VOGUE, en Casilda se Casa, en OXXO, en LaMonoMagazine. Hemos hecho streetstyle en los mejores festivales de música del panorama nacional (y con ello disfrutado de algunos de los mejores conciertos de nuestra vida).

Hemos seguido trabajando para marcas que adoramos, con personas detrás a las que adoramos todavía más: L'arca, Beba's Closet, Otaduy, Eloise Eyewear, La Costa del Algodón, Narciso RodriguezMimoki, Save the Date Projects, MiMOSA Café Lanar, Cactus B&B... Proyectos de personas que, como nosotras, luchan cada día por vivir de su pasión, y que nos enorgullece poder ligar a Días de Vino y Rosas. 

También hemos hecho nuestra primera campaña de moda de hombre para Walkers Appeal, y cubierto eventos como el BRIGHT TRADESHOW en Berlín. Hemos viajado con la gente de ZARA KIDS a Paris y con la gente de Jaggermeister a Alemania.

Hemos trabajo durante meses en nuestro primer MÁSTER ONLINE DE FOTOGRAFÍA DE BODAS para HELLO! CREATIVIDAD, uno de los retos más grandes de este 2017 y que estamos deseando estrenar en 2018. Gracias infinitas a Mar, Bea y María por su infinita paciencia, confianza ciega y profesionalidad insuperable. ¡Estamos encantadas de ser parte de la familia HC!

Hemos hablado delante de casi 200 personas sobre fotografía, mujer y feminismo en BLOGGEVER2017 y colaborado activamente con la ONG LAS FOTOS PROJECT, que ayuda mediante la fotografía a mujeres adolescentes en riesgo de exclusión, buscando así aportar nuestro granito de arena a proyectos sociales en los que creemos al cien por cien.

Por todo esto, cuando echamos el freno y desempolvamos los discos duros para hacer memoria, no nos podemos creer que todo esto haya pasado en tan solo doce meses. Y queremos compartirlo todo con los que nos acompañáis día a día: con nuestras familias, nuestros amigos y parejas, los que tanto nos riñen por vivir pegadas a una pantalla y cuyo apoyo es tan importante para que sigamos adelante. Con nuestras chicas del Bunga 8 por ser referentes, amigas, luchadoras, compañeras de profesión y de risas y de alguna que otra indignación ;) GRACIAS INFINITAS POR ESTAR SIEMPRE AHÍ: Sara, Raquel, Leti, Jimena, Carla, Cris, Natta y May <3

Con todas y cada una de las parejas que nos escriben ilusionados desde el primer día, pidiéndonos presupuesto para estar con ellos en su gran día.

Con todos nuestros colegas del sector: fotógrafos, videógrafos, wedding planners, maquilladores, peluqueros, djs, caterings, floristas... que nos acompañáis y hacéis más llevaderas las  maratonianas jornadas de bodas de la temporada.

Con todos y cada uno de vosotros que de uno u otro modo habéis estado y seguís estando ahí, apoyándonos. Con todos vosotros queremos celebrar este maravilloso 2017.

Y aquí os dejamos una pequeña parte de lo que ha sido nuestro año en imágenes.

Con mucho amor,

Nieves, Aida y Cecilia.

AMANDA + ORIOL

Por dónde empezar con Amanda y Oriol. Con nuestra primera boda en Menorca y mi primera boda de varios días. Con una pareja, dos familias y muchos amigos que me hicieron sentir parte de la casa desde el primer día. Desde el mismo momento en que me bajé del avión, me subí al coche de alquiler y me acerqué a su casa cerca de Fornells, a sentarnos en el jardín y hablar de los planes para la semana, de sus viajes y de los míos.  

Recuerdo muchos momentos con especial cariño, como la llegada tranquila al brunch. Subir la pendiente que llevaba a la casa y ver a Amanda en la terraza de la piscina, de espaldas, vestida con el precioso vestido blanco con el que se casó su madre. Fotografiarla sin avisar y llamarla para verla girarse con una sonrisa en los labios, alzando el brazo para saludarme. Escaparme con Oriol y con ella a hacerles un par de fotos juntos; la confianza segura y radiante con la que se miraban. Fotografiar a los primeros invitados en llegar entre mimosa y mimosa (las primeras que probaba). Las explicaciones de Amanda y Oriol sobre los invitados, las anécdotas para explicarme quiénes eran, lo infinitamente atentos que estaban a todo y lo generosos que eran con todos. Nos encantan las parejas alegres, las parejas simpáticas, las expresivas, las que se emocionan, las que se ilusionan; pero nada me gusta más que las parejas buenas, y Amanda y Oriol demostraban serlo a cada momento. 

El segundo día, viernes: sol abrumador, brisa enérgica, chiringuito y playa. Alternar cañas con paella y con chapuzones, y más cañas y chapuzones. Un día perfecto en el que terminé con la cara quemada y las mejillas doloridas de tanto sonreír. 

Y el día clave, el sábado. La expectación y la familiaridad; las ganas de fiesta en un lugar que ya conocía y con personas que me habían hecho sentir parte de la familia desde el primer día. Un día que comenzó soleado, acompañando a Oriol y a Amanda mientras se preparaban (Oriol guapísimo con complementos de su abuelo, Amanda espectacular con un vestido diseñado con su hermana en Juan Carlos Grao), y continuó entre las tormentas repentinas que trajo con ella la tramontana. Uno de los mejores recuerdos que comento a muchas parejas fue la reacción de los invitados a cada tormenta: ovacionándola a gritos, aplausos, carcajadas. Cuando atacó la primera ni siquiera teníamos dónde resguardarnos; sin un techo a la vista en pleno yacimiento arqueológico de una basílica paleocristiana dentro de la Finca La Concepció. Recuerdo hacer fotos preguntándome cuánto aguantaría mi cámara mientras la de repuesto se mantenía seca dentro de la mochila, los invitados tapándose como podían con las sombrillas y Oriol sonriente bajo la lluvia, sin querer taparse. Amanda llegó cuando escampó (en un jeep de safari, como todos los invitados) y el cielo nos respetó el tiempo justo para la ceremonia, el jaleo de caballos menorquines y unas fotos en el yacimiento y a la orilla de la Cala Blanca. Puede que el día no saliera como habían planeado: con el cocktail con vistas a las calas, la comida (sin tormenta) en el exterior y el baile bajo las estrellas. Pero no pudo ser un día más espectacularmente feliz, y no hay una sola foto que no me recuerde lo bien que lo pasamos todos.

En el último día, ya de madrugada, después de bailar decenas de canciones con el dúo Fusiona2 y los djs Phun Music (ambos geniales) y alargar mi despedida una y otra vez, se me hacía extraño decirles adiós, sin otra fiesta que retratar al día siguiente. Menos mal que siempre nos quedarán los reportajes para volver a vivirlo todo :)

Créditos bajo las fotos.

Celebración y ceremonia: Reserva La Concepciò | Vestido de novia: Juan Carlos Grao | Zapatos: Fosco | Tocado: Rius de Forns | Maquillaje y peluquería: The Comb Barcelona | Traje del novio: Scalpers | Video: Miquel de Capó Disseny | Música en directo: Fusiona2 | DJs: Phun Music | Catering: Restaurant Sa Llagosta