MARIOMASMEL Y MELMASMARIO

_MG_9891.jpg

Ahora que estrenamos página web tenemos más ganas que nunca de recordar nuestras bodas con vosotros. Y de nuestra primera boda en la preciosa Finca Las Margas, en Segovia, lo primero que recuerdo siempre son las miradas cómplices entre Mario y Mel, sus abrazos fuertes y las palabras llenas de honestidad y entrega que se dedicaron en la ceremonia, mientras se les escapaban las lágrimas de emoción (mientras se nos escapaban a todos). Recuerdo su forma de verse como un conjunto inseparable: Mariomasmel, Melmasmario. Los cielos tormentosos que amenazaron desde el principio del día, y las lluvias de agosto que terminaron apareciendo con fuerza al final de la ceremonia, bajo los castaños, justo cuando los invitados se levantaban para felicitarles y ellos no paraban de sonreír, felices como de película, sin preocuparse por la tormenta.

Recuerdo el magnífico trato de Cartu, que no pudo ser más encantadora conmigo y con los chicos de Studio Krrusel, y la sección de libros de segunda mano para los invitados (mi detalle de boda favorito para siempre). A Mario con una limonada en la mano, a Mel descartando el paraguas y ambos caminando juntos para dedicarse un momento a solas entre árboles, puentes de madera y caballos blancos. Les recuerdo siempre bajo la lluvia y sin ninguna prisa, disfrutando con naturalidad cada momento del día. Cómodos frente a la cámara, conmigo y, sobre todo, cómodos el uno con el otro.

Créditos abajo :)

Localización: Finca Las Margas | Catering: El Laurel | Traje novia: Otaduy | Complementos: Olivia & Cloe | Zapatos novia: Uterqüe | Ramo novia: Búcaro Flores | Traje novio: Gant | Video: Studio Krrusel